lunes, 16 de octubre de 2017

IBICENCA

Una concha con una cazoleta de barro a un lado y una caña de bambú al otro, y ya tenemos una cachimba. Si además la adornamos con esa pasta que imita a la arcilla y con tres pequeñas piedras de colores... ¡tenemos una pipa bonita!