lunes, 31 de julio de 2017

DIBUJANDO EN BETANZOS


Vermú y dibujillo, que es sana costrumbre. En esta ocasión se trata de la torre-campanario de la Iglesia de Santo Domingo.


Bellas farolas encontré en las calles y plazas de Betanzos. Tantas y tan distintas que podría haberles dedicado un cuaderno entero. Sirva como muestra esta que ilumina desde la fachada del ayuntamiento.


El Parque del Pasatiempo fue para mí todo un descubrimiento. Aunque me pareció un poco olvidado por las administraciones, creo que el espacio bien merece una visita. Allí realicé un dibujillo rápido del León Colosal.


Otra de las farolas que alumbran las bonitas y empinadas calles de la ciudad.

8 comentarios:

  1. Very beautiful paintings. Love the details !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you very much. I will continue working on that line ...
      A hug.

      Eliminar
  2. Caray Oñera, pero qué cantidad de viajecillos y dibujos nos estás regalando este año. Qué bien se te ve en las fotos!! Y... dibujando de pié, para no perder la perspectiva. Eres un fenómeno.
    Esas farolas no sé si ahora las dibujas en los cuadernos de viajes o has vuelto a abrir una, para sólo ellas? Tienes ya tantas!!!
    Fantásticos y especialmente me alegra verte así tan majo, dibujando alegremente.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No viajo tanto, Joshemari. Un par de escapadas en lo que va de año...
      Ahora llevo un sólo cuaderno, así que las farolas van mezcladas con los demás dibujos.
      Un abrazo, maestro.

      Eliminar
  3. Bello cuaderno, el de Betanzos,
    buenos dibujos, bien presentados,
    y a la luz de tus farolas...
    descubriste el león...
    de la puerta del Congreso...???
    Sigue dibujando amigo, que esto es la repera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito el lugar, Fernando. No fue difícil componer el cuaderno...
      Muchas gracias, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Buen ramillete de dibujos... Que pena que el parque " O Pasatempo" continúe en ese estado de abandono, su deterioro a pasos agigantados sólo es uno de tanto ejemplos de dejadez cultural por parte de todos, una lástima que espacios así se hayan degradado hasta esos extremos y el expolio de sus tesoros artísticos campe a sus anchas, sin que nadie haga nada...
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una pena el estado del parque. Espero que cuando alguien tome cartas en el asunto no sea demasiado tarde...
      Muchas gracias, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar