jueves, 3 de agosto de 2017

¡CALOR!


Por fin llegó el calor a orillas del Cantábrico. La segunda jornada del mes de agosto fue un día de auténtico verano. Pero yo tan agustito refrescándome en mi impresionante piscina olímpica, dudando entre pasar el resto del mes en la casa de la playa o en el chalet de la sierra...

8 comentarios:

  1. Pues es una suerte, con los calores que hemos padecido y seguimos en otros sitios. Se te ve a gusto, pensando si hacerte unos largos o reposar. en todo caso, con la sonrisa puesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo decidí reposar, Pepe. Aqui ayer nublado y hoy previsión de lluvia por la tarde...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. El chalet de la sierra, es muy bueno en invierno,
    para serrar la madera para el fuego...
    Limpio so quedarías, en esta picina... y con un
    poco de azulete.... precioso.
    Claro tan bien regado, así creciste de fuertote !!!!
    Secate para que te abrace....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crecí sí, pero a lo ancho algo más de lo recomendable. De todas formas habrá que probar lo del azulete...
      Un abrazo, Fernando.

      Eliminar
  3. Uyuyuy qué gusto, ayer nublado y hoy previsión de lluvia. Encima todos los días, veo en las noticias del tiempo que tenéis 16, 17 ó 18 de mínima y 22 , 23 ó 24 de máxima. Eso es el paraíso!!!!! Tanto si llueve como si no. Me recuerdan aquellos 14 años que iba a la Bretaña y un año de entre ellos, llovió todos los días que estuve. Qué placer!!! Claro, no fui a la playa, como tampoco voy ahora, pero no dejé de hacer nada, que no tuviera ganas de hacer. Fue uno de mis mejores veranos. Estoy hasta los mismísimos... de tanta caló!
    Qué guapo eras de peque!! Porqué habrás cambiado tanto? je, je, je. Oye, que tu azotea, no está nada mal!! Me refiero al de la foto...
    Bueno, con qué gusto te abrazarían las madres, tías, abuelas y otras mamás deseosas de tener un niño tan hermoso en brazos.
    Un fuerte abrazo y que sigas disfrutando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí no pasamos mucha caló precisamente, Joshemari. Y ya sabes que el verano en el norte es así: ¡hay que aprovechar los días soleados y disfrutar el resto también!
      Amigo... ¡creo que entonces tenía el tarro del mismo tamaño que ahora!
      No sé si me abrazarían tanto, pero recuerdo que esa panda disfrutaba pellizcándome los mofletes...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Se te ve una cara de felicidad... es entrañable esta foto, hay que ver conque que poco se puede estar contento. Ha vuelto el fresco al norte, hoy se soporta bien la "rebequita". feliz verano, Oñera.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este verano por el norte pasamos de las olas de calor, Carmen. No hay mal que por bien no venga...
      Un abrazo.

      Eliminar